Filtrar por Categorías:


Diferencias entre un jefe y un líder

Enero 21

Diferencias entre un jefe y un líder
En la mayoría de las empresas el puesto de líder suele definirse por una cuestión de jerarquía, obtenerse por resultados, o por mostrar conocimientos y habilidades técnicas excepcionales, sin embargo, como pudimos ver en el artículo Cualidades necesarias de un líder la función principal de un líder no sólo es dirigir a un grupo “es planear la mejor ruta para alcanzar las metas, gestionar el talento de sus colaboradores, detectar oportunidades y resolver problemas de manera inmediata, manteniendo vivo el entusiasmo en su equipo y una imagen positiva para que confíen en él y sus ideas”,  por lo que se requieren además de habilidades interpersonales de comunicación, planeación o empatía, entre otras.

Considerando lo anterior, lo más recomendable para un empresa es designar a un líder no sólo por su experiencia o habilidades, sino también por su capacidad de inspirar a sus colaboradores a seguirlo voluntariamente hacia donde este los guíe; esta es quizá la principal diferencia con lo que tradicionalmente llamamos un jefe. 

Otras diferencias entre un jefe y un líder que consideramos importantes son:

  • Un jefe impone sus ideas, un líder convence a los demás de que su visión es la más adecuada.
  • Un jefe es desconfiado y busca controlarlo todo, un líder conoce bien las habilidades de cada integrante de su equipo, por lo que puede delegar fácilmente.
  • Un jefe concentra todo el poder en sí, un líder busca distribuirlo equitativamente dentro del grupo.
  • Un jefe tiene poca tolerancia al cambio, un líder se adapta a las circunstancias y a las necesidades de su equipo.
  • Un jefe se adjudica los méritos y busca culpables cuando algo sale mal, un líder reconoce los logros de su equipo y asume la responsabilidad cuando falla.
  • Un jefe quiere ir siempre a lo seguro, un líder se atreve a probar nuevas formas de hacer las cosas, porque sabe bien que a veces “quien no arriesga no gana”.
  • Un jefe pierde los estribos, se enoja y grita, un líder controla sus emociones, sabe manejar la frustración y mantenerse enfocado incluso en situaciones de crisis.
  • Un jefe manda, un líder define el objetivo, transmite su experiencia y muestra lo importante que es el trabajo de cada colaborador para poder cumplirlo.
  • Un jefe no se interesa por conocer a sus trabajadores, un líder busca ser cercano a ellos, escucharlos y ponerse en el lugar de ellos.

Es muy fácil distinguir cuando una empresa u organización cuenta con líderes en vez de jefes, esta diferencia puede notarse principalmente en la motivación del personal, en ambientes de trabajo sanos y sobre todo en el cumplimiento de las metas y la obtención de mayores resultados. Debe entenderse que el papel de un líder es ser, más que una autoridad, un aliado que mantiene unidos a los integrantes del grupo trabajo e influye positivamente en ellos, animándolos a superarse y querer obtener el éxito.

Un líder debe conocer bien a su personal, además de estar al tanto de lo que pasa a su alrededor para planificar correctamente y prever problemáticas, por eso es fundamental contar con herramientas que le ayuden a mantener la organización y simplificar sus tareas de gestión de su capital humano. En Eslabón contamos con un sistema que simplifica tareas como la planeación de organigramas, que automatiza la retroalimentación de los integrantes de un equipo de trabajo y actualiza los avances en sus planes de desarrollo. ¡Conoce más aquí!

Otros artículos:



Artículos recientes

AnteriorAnterior
SiguienteAnterior