Filtrar por Categorías:


Ventajas de trabajar con el método SCRUM

Febrero 11

Ventajas de trabajar con el método SCRUM
Hasta ahora hemos explicado que las metodologías ágiles suelen fragmentar desarrollos largos o complejos en proyectos más pequeños con plazos de entrega cortos; y que SCRUM es un método de trabajo que también simplifica un desarrollo separándolo en entregas parciales de producto hasta concluirlo de modo que satisfaga completamente las necesidades de los clientes.

Ha llegado el momento de hablar de los beneficios que se pueden obtener de implementar este modelo de gestión en cualquier proyecto o desarrollo. Algunas de las mayores ventajas que encontraremos al usar SCRUM son: 

  • Claridad en los objetivos y alcances. Al inicio del proyecto el cliente establece los requisitos, prioridades y la fecha en la que requiere que esté completado, luego de manera regular se realizan entregas para comprobar que efectivamente se estén cumpliendo completamente los objetivos (pueden ser con demos funcionales) y se brinda feedback a los equipos para realizar ajustes si se requieren.
  • Flexibilidad. La metodología es flexible, adaptable y con alta capacidad de reacción ante los cambios de requerimientos generados por el cliente, ya que de requerirse algún ajuste, este sólo se aplica a una pequeña parte y no al proyecto completo.
  • Mayor control de imprevistos. El cliente conoce o comienza a usar las funcionalidades más importantes del proyecto o de su producto antes que esté finalizado por completo, esto reduce las probabilidades de sorpresas.
  • Equipos altamente productivos. Los equipos de SCRUM suelen ser multidisciplinarios, autodirigidos y gozar de completa libertad para organizarse, planear tiempos  y formas de trabajo, lo que les brinda gran motivación.
  • Predictibilidad. Es fácil conocer la velocidad media con la que avanza un equipo, estimar cuándo se dispondrá de determina funcionalidad y prever posibles desviaciones de manera anticipada.
  • Fácil de implementar. SCRUM es muy fácil de aprender, los roles (papel o función a desempeñar), eventos (reuniones, sprints, etc.) y artefactos (documentación) son claros y tienen un objetivo muy relacionado a nuestra manera diaria de trabajar.

Con esta metodología se suelen agilizar los procesos y obtener productos de calidad, ya que constantemente se realizan entregas al cliente de avances (preferentemente usables, como “demos”) para corroborar que el producto está alineado a sus necesidades y quitar funcionalidades que pudieran no aportar valor. 

Algunos impedimentos con los que podríamos encontrarnos son que el personal puede mostrar resistencia al cambio, dificultad para adaptarse a una nueva forma de trabajar o de cultura organizacional, así como inconveniente para encontrar perfiles multidisciplinarios que estén interesados en desempeñar funciones variadas de forma simultánea.

En Eslabón nuestras soluciones se adaptan a los requerimientos de las empresas, se desarrollan usando metodologías ágiles de modo que nuestros clientes estén al tanto de cada uno de los avances y puedan probar hasta que estén completamente satisfechos con la calidad del producto final. ¡Conoce más!

Otros artículos:



Artículos recientes

AnteriorAnterior
SiguienteAnterior