Filtrar por Categorías:


Cultura organizacional y desempeño laboral

Marzo 25

Cultura organizacional y desempeño laboral
El desempeño laboral es el rendimiento y la actitud con la que los empleados realizan las funciones, tareas y obligaciones diarias que implica desarrollar su puesto dentro de la empresa, o lo que es lo mismo, la eficiencia que tienen para trabajar. 

Ahora bien, este “hacer las cosas en tiempo y forma” correcta depende de una variedad de factores, tanto internos y externos, entre los que destacan:

  • Motivación. Es la fuerza o empuje para querer actuar, lo que mantiene a las personas inspiradas y con actitud positiva.
  • Confianza. Es la seguridad para emprender una tarea, ese creer en los conocimientos y habilidades que se poseen.
  • Dirección. Siempre es más fácil avanzar hacia metas definidas,  por eso resulta vital que los líderes comuniquen con claridad su visión y los objetivos a alcanzar.
  • Ambiente. Refiere tanto al espacio físico (comodidad), como el que las empresas procuren espacios de aceptación, cordialidad e integración, y mantenga abiertos lo más posible sus canales de comunicación .

Aunque la autoestima e inteligencia emocional determinan en gran medida la capacidad de los empleados de sentirse bien y ser productivos, como vimos en "¿Qué es la cultura organizacional?", esta incide tan fuertemente en el comportamiento de los trabajadores,  que se puede afirmar que también está estrechamente relacionada con su buen desempeño. 

¿Pero a qué se debe? Esto podría entenderse si recordamos que la cultura organizacional sirve para que los empleados

  • Se pongan  la camiseta de la organización y creen compromisos más allá de sus intereses personales.
  • Moldeen ciertas actitudes, comportamientos y valores de forma que se adapten al de la mayoría en la empresa.
  • Fortalezcan lazos y mejoren sus relaciones interpersonales con sus compañeros. 


Entonces, cuanto mayor es la comprensión y la apropiación de la cultura organizacional, los empleados adquieren un sentido de identidad y pertenencia más fuerte, muestran mayor nivel de compromiso y se integran mejor, todo esto da como resultado equipos de trabajo más sólidos, felices y que brindan mejores resultados.

Ahora bien, poseer una cultura organizacional no es suficiente, además debe contarse con una cultura de calidad, que busque no sólo una mayor producción sino que los productos cumplan con altos estándares, esto impulsará al personal a ser más meticulosos en sus procesos. Por otro lado, se recomienda que los incentivos, capacitación y reconocimiento de logros formen parte de la cultura de la organización, para que no se de pie a la desmotivación ni se descuide el desarrollo profesional de los empleados.

La cultura fortalece el sentido de comunidad y fija reglas. En Eslabón tenemos una solución que mide el desempeño de los empleados, para ubicar ventajas y áreas de oportunidad en la gestión del talento humano. ¡Conócela!

Otros artículos:



Artículos recientes

AnteriorAnterior
SiguienteAnterior