Filtrar por Categorías:


Tips para lograr un correcto proceso de mejora

Mayo 23

Tips para lograr un correcto proceso de mejora
Hasta ahora hemos visto qué es un proceso de mejora contínua, cuáles son las ventajas de implementarlo, sus principales características, los modelos más usados que existen y las fases que suelen seguirse para su implementación. Es momento de brindarte algunas recomendaciones para que obtengas mejores resultados al ponerlo en marcha.
 
Previo a  empezar el “Ciclo de implementación de un proceso de mejora”, que como vimos debe incluir “planificación, ejecución, verificación y corrección”, es importante sentar algunas bases, lo primero es comprender que la mejora continua tiene que estar alineada a los objetivos de la organización, por lo cual que resulta indispensable definirlos, esto se logra:
  • Revisando los paradigmas fundamentales: filosofía, visión, misión, políticas internas, entre otros.
  • Realizando un análisis FODA, con el que se determinen tanto  las fortalezas y áreas de oportunidad como las debilidades y amenazas.
Para la planificación será necesario identificar claramente qué aspecto o aspectos de la empresa son los que se necesitan mejorar, algunos de los más usuales que puedes encontrar:
  • Gestionar bien al personal y elevar su productividad.
  • Mayor capacidad de entender requerimientos por parte de los empleados.
  • Reducir tiempos en las operaciones y los procesos.
  • Estandarizar criterios de calidad en productos, servicios o desempeño.
  • Mejorar la planificación de tareas, la cohesión y comunicación entre equipos de trabajo.
  • Eliminar procesos innecesarios o que no estén alineados a la estrategia.
  • Acabar con la falta de recursos, poca liquidez, aumentar el flujo de capital.
 
Algunas formas de identificar las necesidades de mejoras las puedes encontrar en:
  • Opiniones de clientes y gastos.
  • Indicadores de eficiencia y registros de control de calidad.
  • Propuestas de los trabajadores, legislaciones y cambios organizativos.
  • Adelantos científicos y técnicos en el área, equipo e infraestructura desfasada.
  • Necesidades de los procesos de gestión.
 
Identificado dónde es necesario realizar la mejora, sigue definir los tiempos, el método a seguir (en “Método americano y japonés de mejora contínua” y “Otros modelos de mejora contínua” te brindamos información útil para que puedas elegir el más útil) y las herramientas que facilitarán algunas de las tareas implicadas en el mejoramiento continuo, como: 
  • Benchmarking, Comparar productos, servicios, procesos propios con los de la competencia)
  • Análisis A/B. Pruebas y comparaciones para elegir opciones más efectivas.
  • Diagrama de bloques funcionales. Herramienta para mostrar como diversas partes de un sistema interactúan entre sí.
  • Diagrama de afinidad. Organizar y resumir información, agrupándola en ideas afines.
  • Otras: Diagrama de dispersión, de Pareto, de causa efecto, histograma, estratificación, hoja de verificación y gráfico de control.
 
Por último, es importante contar con equipos de trabajo responsables que hagan uso eficiente de los recursos y herramientas; crear un área especializada en mejora contínua que seleccione los mejores métodos, los implemente, prevea o solucione obstáculos en la práctica, analice alternativas o diseñe nuevos métodos; así como contar con una infraestructura que garantice la operatividad y el cumplimiento de las tareas.
 
El sistema eslabón® es una herramienta que simplifica el complejo trabajo de gestión de equipos, creando entornos más eficientes, ágiles, promoviendo la productividad y el desarrollo del personal, además de aumentar la rentabilidad a las empresas.

Otros artículos:



Artículos recientes

AnteriorAnterior
SiguienteAnterior