Filtrar por Categorías:


Prácticas para el bienestar corporativo

Septiembre 2

Prácticas para el bienestar corporativo

El Capital Humano dentro de una empresa es de suma importancia, se puede afirmar que es el valor más importante para alcanzar las metas propuestas. Así que velar por la salud de los colaboradores es indispensable para que la productividad de cualquier empresa o negocio no se vea afectada y decrezca.

El ámbito laboral es importante para cada uno de nosotros, constituye el éxito profesional, o la posibilidad de sustentarnos económicamente, por ende, las personas pasan más de la mitad de su vida en el trabajo, oficina o industria, con jornadas en ocasiones de más de ocho horas diarias. Como todo, esto trae consigo consecuencias nada favorables a la salud y al cuerpo.

Afecta el estado mental, se comienza con la fatiga crónica, la falta de eficacia, aparece la depresión, o el insomnio; éstas son algunas de las alteraciones provocadas por lo que se conoce como estrés laboral.

Ahora bien, la Asociación Mundial de la Salud; asegura que: “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, no solamente la ausencia de enfermedad o dolencia”. Por lo que se deben tomar en cuenta medidas para mantener un ambiente sano en la vida laboral y seguir siendo productivos de manera positiva.

Es por eso que para apoyar a sus colaboradores y reducir enfermedades tanto físicas como mentales, se recomienda a las empresas, implementar Programas Integrales de Bienestar; los cuales permiten a los empleados tener una mejor calidad de vida, ser más felices, sentir que forman parte de una gran organización que vela por su bienestar y generar mayor desempeño en su trabajo, por ende, en beneficios para la empresa.

Programas Integrales. Buenas Prácticas

El objetivo de estos Programas Integrales es consolidar un ambiente que cuide de la salud de las personas y las impacte de manera positiva, aumente la productividad y reduzca la rotación en las organizaciones, algunas iniciativas dentro de las corporaciones pueden ser:

  • Estimular el ejercicio o caminata en el trabajo, crear circuitos dentro de las instalaciones de las empresas, de esta manera los colaboradores pueden caminar unos minutos después de comer, lo cual ayuda a una buena digestión, ejercitarse y distraer la mente.

  • Implementar técnicas de relajación como mindfulness, yoga y bienestar emocional; éstas ayudan a que los colaboradores se concentren y focalicen en lo importante. La forma de llevarlo a cabo es que las empresas faciliten el acceso a cursos o teniendo profesionales de estas disciplinas en la compañía.

  • Contar con horarios flexibles, esto les permite a los empleados establecer su propio tiempo laboral, con la finalidad de lograr un balance entre el trabajo y la calidad de vida, así pueden: cuidar de la familia, asistir a las juntas de escuela de los hijos, tener tiempo para hacer ejercicio o realizar trámites de índole personal.

  • Prácticas grupales; es decir fomentar actividades físicas o propuestas de retos, los cuales ayudan para crear una cultura de trabajo en equipo y refuerza los vínculos entre los compañeros. Pueden ser actividades: al aire libre, talleres relajación, carreras, juegos de habilidad y destreza, de coordinación, entre otras. También pueden participar familiares, quienes ayudan a que las personas concilien con su vida personal.

Planificar este tipo de prácticas requiere de una buena organización para llevarla a cabo de la mejor forma posible, por lo que en Eslabón puedes encontrar soluciones en la gestión del Capital Humano con las tecnologías y metodologías avanzadas a través de aplicaciones. Conoce cada uno de nuestros módulos aquí e impulsa el éxito de tu empresa con Planes de Integración.

Otros artículos:



Artículos recientes

AnteriorAnterior
SiguienteAnterior