Ésto le cuesta a tu empresa la impuntualidad

Causas y medidas para evitar la impuntualidad

 

 
En los últimos años se ha vuelto una tendencia en las empresas crear horarios de trabajo flexibles que incluso pueden ser elegidas por el empleado. Este tipo de beneficios que proporcionan las empresas tiene sus pros y sus contras, probablemente en algunas empresas se vea reflejado con un aumento de asistencias, puntualidad y sobre todo productividad, sin embargo, ¿qué pasa cuando nuestras estrategias para incentivar la puntualidad no son suficientes?

 

Si un empleado llega 10 min. tarde todos los días, en un mes habrá perdido entre 3 y 4 horas apróximadamente, pero ¿cuántas horas habrá perdido en un año? ¿cuántos de tus empleados llegan tarde un día, dos días o todos los días?

 

 

 

Como vemos, es importante tomar medidas para incentivar la puntualidad y optimizar uno de nuestros recursos más importantes: el tiempo.

 

Identifica las causas de impuntualidad

 

Lo primero que debes hacer es identificar las causas de la impuntualidad, por ejemplo, si un colaborador vive a una distancia muy larga de la empresa, podríamos ajustar su horario de entrada y salida, para que no le toque la hora pico del tráfico y logre llegar a tiempo. Otra opción, es reponer el tiempo de retraso al final de su jornada laboral.

 

Otra de las causas de impuntualidad encontrada en un estudio realizado por el Doctor Jeff Conte, explica que las persona no siempre son impuntuales por falta de educación o responsabilidad, sino que existen personas que perciben el tiempo diferente, es decir, durante el estudio se realizaron varios experimentos en los cuales, los participantes tenían que calcular el transcurso de un minuto. Los resultados arrojaron dos tipos de personas: las que calcularon un minuto en un tiempo de 58 segundos y los que lo calcularon a los 77 segundos. Esto no quiere decir que todos los miembros del primer grupo sean puntuales o todas las del segundo impuntuales, sin embargo, son factores que influyen en las personas y con los cuales tienen que lidiar y crear estrategias propias. Considera tener horarios flexibles o home office para los casos que consideres necesarios.

 

También te puede interesar: El secreto para la puntualidad.

 

Cualquier alternativa que consideres, puede funcionar para incentivar al empleado al cumplimiento de las horas laborales, pero no olvides medir otros aspectos como la productividad y el logro de objetivos, ya que el hecho de que un trabajador tenga todas sus asistencias, sea puntual y respete sus horarios, no siempre es sinónimo de alta productividad.

 

Toma las medidas que consideres necesarias y haz mediciones periódicas para ajustar o cambiar estrategias.

 

¿Y tú, cómo mides las horas laborales de tus colaboradores?

 

Imagina poder  crear  horarios especiales por sucursal, área o empleado; medir las horas laboradas, tiempo extra, puntualidad, asistencia y  mucho más. ¡Nosotros te ayudamos!