Certificación en las empresas

Empresas certificadas vs. Empresas tradicionales

 

Cada vez más negocios se suman a la lista de empresas con reconocimientos y certificaciones en Calidad, Servicio, Limpieza, Atención al cliente, etc., exhiben sus reconocimientos enmarcados en las paredes y siempre muestran sus certificaciones como un plus que las caracteriza de las demás. Pero para los clientes que no siempre estamos familiarizados con las terminologías, es difícil comprender a qué se refieren o para qué sirven. Por ejemplo, cuando hablan de las certificaciones ISO, CISSP, CMMI o Moprosoft.

 

 

Una certificación es el proceso al que se somete una empresa para que un tercero analice y verifique sus productos o servicios a partir de ciertas normas, si cumple con las características requeridas se le otorga el reconocimiento. Esta validación contiene las especificaciones del producto o servicio, Organización que la emite y fecha de caducidad; no es aprobada indefinidamente debido a que la Institución emisora debe asegurarse de que se sigan cumpliendo con los estándares  solicitados.

Las Instituciones dedicadas a certificar cuentan con normas y criterios estrictos que las empresas deben conocer al requerir sus servicios; no es fácil obtener la acreditación si los negocios no tienen buenos procedimientos o si no los cumplen al pie de la letra. Si la empresa aún no está preparada para recibir una evaluación de este nivel es necesario que haya mucha disposición por parte de todo el equipo de trabajo, ya que puede tardar más de lo esperado o incluso no pasar la valoración.

Cuando una empresa está certificada, nosotros como consumidores podemos tener la seguridad de que su producto o servicio es de calidad ya que no cualquiera puede alcanzar estos estándares, así que tal como lo presumen las empresas la certificación los distingue del resto y a nosotros como consumidores nos ayuda a tomar la mejor decisión de compra.

Entre las ventajas podemos encontrar en las empresas por someterse a una certificación son:

 

  • Veracidad y Confianza: Podemos asegurar que la empresa cumple con los estándares que promete y que tanto los productos que utiliza como los que ofrece son de calidad.

  • Una organización especializada es la que los evalúa: Las instituciones encargadas de certificar no forman parte de la empresa, es un tercero el que da su aprobación.

  • Empresas más reconocidas: Tienen la posibilidad de tener un mercado más amplio, se vende más y por tanto a nosotros los consumidores nos da confianza comprar.

  • Satisfacción del producto o servicio: Es más probable que quedemos satisfechos.

  • Buena imagen: Habla de una empresa que está en constante preparación y desarrollo.

Para cada empresa existen diferentes tipos de certificaciones dependiendo su tamaño, giro o aspecto en el que quiera ser evaluada, hay certificaciones de seguridad, calidad, ambientales, seguridad, etc. Aquí te presentamos algunos ejemplos:

 

certificación ISO 27001

 

Como vemos, es importante tomar en cuenta las certificaciones como carta de presentación en las empresas, esto nos habla de preparación y esfuerzo constante, haciéndola una institución confiable con la que podemos satisfacer nuestras necesidades y recibir los mejores productos y/o servicios.

 

 

CONTACTO ESLABÓN